Al Ministerio Episcopal de Migración y a otras 8 agencias les otorgaron nuevos contratos para reasentar refugiados

[Episcopal News Service] El Departamento de Estado, pese a la decisión del gobierno de Trump de reducir drásticamente el número de refugiados autorizados a reasentarse en Estados Unidos, ha renovado los contratos con las nueve agencias que durante mucho tiempo han coordinado el reasentamiento de refugiados, entre ellas el Ministerio Episcopal de Migración, o EMM [por su sigla en inglés].

La decisión, que se les comunicó a las agencias el 30 de noviembre, les permite continuar sus actividades de reasentamiento durante otro año, aunque a una capacidad mucho menor que durante el gobierno de Obama.

“Nos congratulamos de seguir reasentando refugiados en el próximo años”, dijo el 3 de diciembre el Rdo. Charles Robertson, canónigo del Obispo Primado para el Ministerio Fuera de la Iglesia Episcopal en un comunicado de prensa en que anunciaba la decisión del Departamento de Estado. “Aún encaramos el reto de la transición a un programa de reasentamiento mucho más pequeño. Esto sucede en un momento en el que hay más de 25,4 millones de refugiados, más de la mitad de los cuales son niños. Con apoyo de todos, seguiremos recibiendo refugiados en un lugar de seguridad y acogida”.

Refugees arrive in Chicago

La refugiada siria Baraa Haj Khalaf, a la izquierda, besa a su padre, Khaled, mientras su madre, Fattoum, llora luego de llegar al Aeropuerto Internacional O’Hare, en Chicago, Illinois, en febrero de 2017. Foto de Reuters.

Robertson también invitó a los episcopales a apoyar económicamente este ministerio haciendo una donación en episcopalmigrationministries.org/give o enviando un texto a “EMM” para 41444.

El Departamento de Estado anunció el 17 de septiembre que, para el año fiscal que comenzó el 1 de octubre, reduciría el límite a 30.000 refugiados, de 85.000 que era hace sólo dos años. Y que 30.000 era el tope. El número real de refugiados a ser recibidos en Estados Unidos podría ser mucho más bajo.

El EMM ha reasentado más de 90.000 refugiados desde los años 80, brindando una amplia gama de servicios a estas familias a su llegada a Estados Unidos, entre ellos clases de inglés y de orientación cultural, servicios de empleo, matrícula escolar y ayuda inicial con vivienda y transporte.

“Reasentamos refugiados para reunir familias, para salvar vidas de personas con graves afecciones de salud y para proteger a los que huyen de la persecución religiosa, entre otras necesidades de protección. Como Iglesia, seguimos abogando por un mayor número de admisiones de refugiados y porque EE.UU. restaure su liderazgo global en la protección y el reasentamiento de refugiados”, dijo Lacy Broemel, asesora de refugiados e inmigración de la Oficina de Relaciones Gubernamentales de la Iglesia Episcopal con sede en Washington, D.C.

Para los líderes de la Iglesia, el anuncio de última hora del Departamento de Estado de sus renovaciones de contratos —a sólo un mes antes de que caducara el contrato actual—  fue un acontecimiento positivo a corto plazo luego de un período de tensa incertidumbre, pero las renovaciones no mitigan las preocupaciones a largo plazo sobre el futuro del programa de reasentamiento del gobierno.

“Seguimos profundamente preocupados de que la Administración continúe desmantelando el Programa Estadounidense de Admisión de Refugiados —un programa que ha estado en vigor durante décadas apoyo bipartidario , y amplio respaldo público”, dijo Broemel en un email. “Al reducir de manera tan drástica el número de refugiados que serán admitidos en EE.UU. cada año, las agencias de reasentamiento no podrán atender a muchas personas vulnerables, y muchas comunidades de todo el país ya no podrán llevar a cabo la labor vivificadora del ministerio de reasentamiento de refugiados”.

El EMM en un tiempo supervisaba a 31 filiales de reasentamiento en 26 diócesis, pero ese número se ha reducido este año a 14 filiales en 12 diócesis. La extensión de la labor de reasentamiento del EMM durante el año próximo no resulta clara de momento ahora que le acaban de renovar su contrato para el año civil.

La iglesia episcopal de La Trinidad de  Los Ángeles posa con carteles que muestran su apoyo a inmigrantes y refugiados. Los carteles dicen “Apoye a los Refugiados”[con el hashtag] “#GreaterAs1”. Foto de la iglesia episcopal de La Trinidad vía Facebook.

La agencia ha recibido un firme respaldo de toda la Iglesia. El Consejo Ejecutivo aprobó una resolución en octubre en la cual encomiaba al EMM, “cuyo dedicado personal, durante una temporada de fluctuación e incertidumbre, ha trabajado incansable y abnegadamente para apoyar a los refugiados en muchas partes del mundo que buscan reasentarse en Estados Unidos”.

El obispo primado Michael Curry emitió un comunicado en septiembre en que daba a conocer su decepción luego de que el gobierno anunciara los nuevos límites a los reasentamientos.

“Nuestros corazones y nuestras oraciones están con los miles de refugiados que, debido a esta decisión, no podrán encontrar una nueva vida en Estados Unidos”, dijo Curry. “Esta decisión del gobierno no refleja la asistencia y la compasión de los estadounidenses que a diario acogen a refugiados en sus comunidades. Nuestra fe nos llama a amar a Dios y a amar a nuestro prójimo, de manera que estamos prestos a ayudar a todos los que podamos de cualquier manera que podamos”.

– David Paulsen es redactor y reportero de Episcopal News Service. Pueden dirigirse a él en dpaulsen@episcopalchurch.org. Traducción de Vicente Echerri.

 

The post Al Ministerio Episcopal de Migración y a otras 8 agencias les otorgaron nuevos contratos para reasentar refugiados appeared first on Episcopal News Service.

Whoever you are, wherever you are on your journey of faith, you are welcome here.